5 errores a evitar al alquilar una vivienda

agencias inmobiliarias en Barcelona para el alquiler

En esta época del año se incrementa, notablemente, el número de viviendas arrendadas. Comienza un nuevo curso que trae consigo la necesidad de mudarse a una nueva ciudad. A la hora de arrendar un inmueble es necesario extremar las precauciones. Existen muchas razones que pueden empujarnos a alquilar un piso sin atar bien todos los cabos: la necesidad de poder acceder a la vivienda cuanto antes, confiar en exceso del arrendatario o no preguntar todas las dudas por miedo a parecer desconfiado. Como una de las agencias inmobiliarias en Barcelona para el alquiler de viviendas te contamos algunos de los errores más frecuentes, que siempre debes evitar.

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) la mayoría de los problemas que surgir entre propietarios e inquilinos podrían evitarse haciendo las cosas bien en un primer momento. Es imprescindible no firmar ningún contrato sin haberlo revisado, ya que podría contener clausulas con las que no estamos de acuerdo y ponerle solución a esta situación, tras la firma del documento, no siempre es sencillo.

Desde Torrent Finques queremos destacar 5 aspectos a tener en cuenta antes de alquiler una vivienda:

  1. Firmar un contrato o adelantar dinero sin haber visto el inmueble. Es una cuestión fundamental, si no has visitado el piso puede que no responda a tus necesidades. Incluso si has visto fotos, ten en cuenta que en una imagen no se aprecian todos los detalles importantes para saber si estarás o no cómodo en un determinado inmueble. Analizar cuestiones básicas como el estado de las ventanas o el sistema de calefacción son cuestiones básicas para zonas con inviernos especialmente fríos.
  2. No contar con un contrato escrito. Los acuerdos verbales tienen poca validez a nivel jurídico, por ello la mejor opción es contar con un contrato de arrendamiento. El propietario y el inquilino contarán con una copia del documento firmado por todas las partes implicadas en el proceso.
  3. Asumir gastos que no te corresponden. Antes de llegar a un acuerdo, será necesario pactar con el propietario el pago de qué facturas le corresponde al inquilino. Generalmente, el coste por reparación de electrodomésticos corresponderá al propietario, en la medida de lo posible, intenta que esta cuestión quede reflejada en el contrato de alquiler.
  4. Aceptar cláusulas abusivas. Revisar y leer el contrato en profundidad te permitirá detectar cláusulas desmesuradas. No aceptes ninguna premisa que no consideres justa, puedes negociarlas. En muchas ocasiones los propietarios se exceden ante el miedo a dar con un inquilino poco recomendable.
  5. No preparar un inventario con todos los desperfectos que haya en la vivienda. Si quieres evitar cargar con algún deterioro que no te corresponde. Es adecuado crear un listado con desperfectos de la vivienda y que el mismo sea firmado por el propietario. Como muchas veces no eres consciente de todo lo que hay hasta que no resides en el inmueble, puedes pactar un plazo con el arrendatario para aportar el listado.
Dejar un comentario