Aumenta el stock de viviendas tras su escasa existencia

construccion viviendasParece mentira, pero actualmente el sector inmobiliario se está inclinando a una mejora indiscutible. A la vez, podemos decir que en España se está dando una necesidad que hacía mucho tiempo que se encontraba totalmente estancada: la construcción de nuevas viviendas. De esta manera, podemos decir que la compra de viviendas sobre plano ha vuelto a cobrar importancia después de un largo período de parálisis estatal. Este hecho se ha visto provocado por la absorción del stock residencial en muchas zonas del país, así como la presunta mejora de la economía y del futuro laboral.

Varios expertos del sector han opinado sobre el tema y afirman que la existencia de viviendas que se arrastraba desde la crisis se ha ido absorbiendo paulatinamente y en zonas como Barcelona, Madrid y la Costa del Sol es prácticamente inexistente. Los entendidos añaden que, en el caso concreto de la capital, apenas hay 3.000 viviendas, de las cuales el 30% se localizan dentro de la M-30.

El negocio, en general, prevé una desaparición del stock residencial en muchas zonas de España, cosa que provoca la activación de los precios y la construcción de nuevas viviendas. Además, los mismos expertos afirman que en 2015, los visados se dispararon un 42,5%, lo que reafirma la necesidad de nuevas viviendas.

Crecimiento exponencial

Desde 2013, el número de compras sobre plano ha crecido exponencialmente, especialmente en el segmento residencial de nivel medio alto y alto, según el director del Departamento de Promociones de Gilmar, Óscar Ochoa, que subraya que después de muchos años de crisis existe una demanda latente de viviendas de obra nueva.

Pero… ¿quién compra viviendas sobre plano? En estos momentos, el perfil de cliente es aquel que opta por la vivienda de reposición, sostienen desde Tinsa –sociedad de tasación inmobiliaria–, quienes consideran que uno de los grandes retos del mercado residencial será conseguir la recuperación del mercado laboral y las condiciones que permitan que esa demanda embalsada se convierta en solvente. Por otro lado, desde la promotora inmobiliaria Neinor Homes, contemplan una gran dinamización del mercado en el último año y aseguran que los compradores sobre plano buscan un tipo de vivienda que hasta ahora no se hacía o era difícil de encontrar. Se trata de un cliente muy exigente y bien informado que tiene claro cómo debe ser su casa. Además, son compradores que no necesitan una vivienda a corto plazo y que pueden invertir una cantidad mayor a cambio de una vivienda nueva en la que no tengan nada que invertir en un largo plazo, reiteran.

Desde la patronal de promotores no creen que la situación política esté afectado a las operaciones, algo que sí hace la inseguridad jurídica. Tinsa y Neinor tampoco perciben que la incertidumbre haya enfriado la recuperación, aunque aprecian una cierta ralentización en la decisión de compra. El cliente que compra sobre plano siempre tiene que constatar que el proyecto tenga licencia de obras, que el contrato contemple la fecha de entrega o que le garanticen las cantidades entregadas a cuenta durante el proceso de construcción, a través de una póliza o aval, advierten desde APCE (Asociación de Promotores Constructores de España).

Si tenemos en cuenta las ventajas de comprar sobre plano, el precio es un aspecto fundamental, así como la posibilidad de personalizar la vivienda, apuntan desde el sector. Apostar por firmas con experiencia, transparentes y solventes, desconfiar de las aparentes gangas, saber si la promotora ya es propietaria del suelo sobre el que edificará o comprobar que se ha constituido un aval de toda la promoción son algunas de las claves que se recomiendan desde las principales constructoras.

Dejar un comentario