Cataluña y Madrid se sitúan a la cabeza del aumento del precio de la vivienda

Se trata de un incremento de un 1,4%, según la sociedad de tasación TINSA

precio vivienda aumento

España ha experimentado en el primer trimestre de este mismo año 2016 un encarecimiento del 1,4% del precio medio de la vivienda terminada, es decir, de la nueva y usada. Este aumento se ha producido gracias al impulso de Cataluña y Madrid, con lo que acumula dos trimestres consecutivos de incremento interanual, según el índice estadístico realizado por la sociedad española de tasación y valoración Tinsa IMIE Mercados Locales. Dicho índice muestra que ambas comunidades autónomas se desmarcan como las dos regiones ‘locomotora’ de la recuperación de los precios del mercado residencial, con incrementos interanuales del 8,2% en Cataluña y el 7% en Madrid, respectivamente, gracias al impulso que experimentan sus capitales desde hace unos meses.

En la ciudad de Barcelona, el precio medio se ha incrementado un 9,2% respecto al primer trimestre de 2015, al tiempo que Madrid capital ha intensificado el crecimiento de los precios en el primer trimestre del año y se ha revalorizado un 7,5% en los últimos doce meses.

La mayoría de CCAA suben los precios

Por primera vez desde el inicio de la crisis, hay más comunidades autónomas que registran un crecimiento interanual de precios en el trimestre que las que experimentan un descenso. Después de Cataluña y Madrid, las CCAA con mayor revalorización del precio medio son las Islas Baleares (+3,8%), Castilla La-Mancha (+3,5%) y las Islas Canarias (+2,4%). Asimismo, este primer trimestre del 2016, las comunidades de Asturias (+2,2%), La Rioja (+2,2%) y el País Vasco (+0,4%) se han incorporado al grupo de comunidades autónomas con evolución positiva de los precios en tasa interanual.

En el lado de los descensos, las comunidades que continúan ajustando sus precios lo hacen con menor intensidad que en trimestres anteriores. Tan solo Aragón y Galicia muestran descensos interanuales superiores al 3%, del 3,5% y un 3,1%, respectivamente.

¿2016, el año de recuperación?

Durante la presentación del índice, el director de Productos y Diversificación de Tinsa, Pedro Soria, subrayó que el año 2016 marca “el inicio del proceso de normalización del mercado residencial”, ya que será el ejercicio “de recuperación” tras siete años consecutivos de crisis. En este sentido, Soria destacó que, con este repunte, la subida del 1% registrada ya en el cuarto trimestre de 2015 “ha venido para quedarse” y la expansión gradual será “progresiva”, ya que “la caída del precio de la vivienda parece que se ha cerrado de una forma definitiva”. Así, explicó que hay zonas que empiezan a registrar incrementos y otros mercados donde se realizan todavía ajustes, pero con retrocesos “más suaves”. “Existen micromercados, mercados a dos velocidades, y la recuperación del precio de vivienda será moderada y nunca superior al 5%”, apuntó.

Las palancas que apoyan esta recuperación del mercado inmobiliario son el dinamismo de la economía, la progresiva dinamización del crédito y la recuperación del mercado laboral, apuntó Soria, quien afirmó que la incertidumbre política “no parece haber enfriado la recuperación del sector”. No obstante, aunque “en principio el mercado sigue moviéndose” y la incertidumbre “no está afectando”, Soria advirtió que se podrían “ralentizar” las decisiones de compra o de inversión “en algún momento”, además de generar “precaución”.

En cualquier caso, consideró que actualmente es el momento “propicio”, al haber un escenario “muy positivo” para acometer la compra de una vivienda en la actualidad, especialmente teniendo en cuenta que el plazo de coste financiero subirá, al igual que la parte de intereses, al menos a medio plazo, junto al precio de la vivienda. “El escenario es de crecimiento en el propio mercado, tanto en precio como costes financiero o subida de tipo de intereses”, agregó.

Las hipotecas crecerán

Por su parte, el director de Servicio de Estudios de Tinsa, Jorge Ripoll, pronosticó en la misma presentación que los tipos de interés seguirán siendo bajos ante un escenario de precios de consumo bajo o negativo. Según las previsiones de Tinsa, las compraventas crecerán entre un 10% y un 15%, hasta situarse entre 440.000 y las 460.000, al tiempo que los visados de inicio de obra repuntarán entre un 30% y un 40%, hasta situarse entre los 65.000 o 70.000 este año. Además, las hipotecas crecerán entre un 15% y un 20%, con una concesión total de entre 281.750 y 294.000, en un escenario de “crecimiento moderado” de los precios. Ripoll indicó que hay una “bolsa de demanda potencial” entre los más de 4 millones de parados, y es que el crecimiento del paro “ha generado una bolsa de desempleo tan enorme que lo normal es esa bolsa de demanda será elevada”.

Entre los sitios donde hay “cierta urgencia” por empezar a construir, citó las grandes capitales, como Madrid y Cataluña, en la Costa Brava y del Sol, y en las Islas Baleares, al haber más demanda que oferta. Preguntado por la evolución del euríbor, Ripoll consideró que favorece la demanda porque los tipos “empiezan a ser atractivos”, y está siendo un “impulso adicional” parejo a la recuperación económica.

Dejar un comentario