En 2015 se firmaron 141.000 contratos de alquiler en Catalunya

A pesar de la elevada cifra, en 2015 se experimentó un descenso del 5,3% respecto al año anterior

contrato alquilerEl informe sobre el mercado de alquiler en Catalunya en 2015 fue presentado el pasado marzo la consellera de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda, Meritxell Borràs, donde también presentó una nueva Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) que recaerá en Catalunya para el año que viene. En la charla, también participaron el secretario de Vivienda y Mejora Urbana, Carles Sala; el presidente de la Cámara de la Propiedad Urbana de Barcelona, ​​Joan Ràfols, y el economista especialista en ciclos inmobiliarios, Agustín Jové.

Los documentos presentados por la consellera se basan en los datos recogidos por el Institut Català del Sòl (INCASÒL), entidad depositaria de las fianzas de contratos de alquiler, y permite hacerse una idea de algunos aspectos claves del mercado de alquiler en Catalunya. El pasado 2015, se firmaron 141.000 nuevos contratos de alquiler en toda Catalunya, un 5,3% menos que el año anterior. De éstos, 40.000 corresponden a alquileres en la ciudad de Barcelona, ​​lo que significa un descenso del de hasta un 8,5% respecto al 2014.

En el ámbito metropolitano, en 2015, se firmaron un 9,1% menos de contratos que el año anterior. En el resto de Catalunya, el número de contratos de alquiler se mantiene con un crecimiento moderado y sostenido. En el Penedès, crecieron un 4,4% y en el resto del territorio, un 1,6%. A pesar de la bajada en el número de nuevos contratos, por segundo año consecutivo, el saldo de nuevos contratos de alquiler sigue siendo positivo, con más de 40.000 contratos en todo el país. Actualmente, el INCASÒL cuenta con más de 520.000 contratos de alquiler registrados.

Alquiler medio

Los precios del alquiler han aumentado tanto el conjunto de Catalunya como en Barcelona, ​​en 2015, según los datos que facilita el portal inmobiliario de Habitaclia:

– En el cuarto trimestre de 2015, el alquiler medio en Catalunya se situó en 572€/mes, un crecimiento del 3,9%, respecto al mismo periodo del año pasado.

– En el cuarto trimestre de 2015, el alquiler medio en Barcelona se situó en  755€/mes, un crecimiento del 7%, respecto al mismo periodo del año pasado.

– En el ámbito metropolitano, el incremento es del 4%, y en los municipios de fuera del ámbito metropolitano se mantiene en 0,7%.

La Generalitat descarta síntomas de burbuja en el alquiler ya que, aunque los precios han experimentado un generoso aumento, ha disminuido el número de contratos. Según el mismo portal web de Habitaclia, el experto en datos inmobiliarios Agustín Jové apuntó que “en Catalunya, el 67% de los contratos se encuentran entre los 301 a 600€. En Barcelona, ​​el 56% de los contratos se sitúan entre los 450 a 750 €; 34% está por encima de los 750€; y el 10%, cuestan menos de 450€”.

En Barcelona

Desde 2013, la renta de los alquileres en Barcelona aumenta y se sitúa al nivel del año 2006. En cambio, las operaciones disminuyen desde este mismo año. El incremento del parque de alquiler ha sido de más de 9.000 viviendas en 2015 y el precio medio ha sido de 735 €/mes. Ciutat Vella, Eixample y Gràcia son los distritos con más contratos de alquiler: más de 30 por cada 1.000 habitantes.

El distrito donde el alquiler cuesta más dinero es Sarrià-Sant Gervasi que pasa de los 1.000 €/mes. En cambio, en Nou Barris, el alquiler medio está cerca de los 500 €/mes. Se agrava la polarización de la ciudad, donde el distrito más caro es 2,03 veces que el más barato. Hay dos distritos con el alquiler por debajo de los 600 €/mes: Horta-Guinardó y Nou Barris, que también son el cuarto y quinto distrito en población, respectivamente.

Una nueva Ley de Arrendamientos Urbanos catalana

La consejera de Gobernación, Meritxell Borràs, anunció que la Generalitat prepara una nueva Ley de Arrendamientos Urbanos catalana ante la ineficiencia de la actual LAU española, reformada en 2013 por el gobierno del PP.

El actual LAU “sólo tiene en cuenta los grandes arrendatarios, no equilibra los derechos y obligaciones entre propietarios e inquilinos, no es eficiente“, afirmó Borrás, que proyectó el nuevo borrador para el segundo trimestre de 2017. “Hablaremos con agentes sociales, económicos, locales y expertos universitarios. Necesitamos este diálogo para una nueva LAU moderna, que busque alternativas a la compra y el alquiler, nuevas fórmulas de tenencia de viviendas, más opciones“, añadió.

Dejar un comentario