El euríbor en su mínimo histórico

agencias inmobiliarias en Barcelona

Septiembre fue el mes en el que el euríbor tocó fondo, alcanzando su mínimo histórico, concretamente se posicionó el en 0,364%, una décima por debajo de la posición que ocupaba el año anterior. La caída de este tipo de interés coincide, además, con un descenso acusado de los tipos por parte del banco central europeo. En este contexto, las entidades bancarias podrían subir los diferenciales de las hipotecas para ganar dinero, como ya hicieron hace unos años. Sin embargo, todo parece indicar que en esta ocasión no se decantarán por esta opción. Las dificultades para encontrar clientes que puedan hacer frente a un préstamo bancario con garantías suponen que las entidades compitan para cerrar nuevas operaciones, instaurando una auténtica guerra de precios. Las agencias inmobiliarias en Barcelona consideramos que estos diferenciales se mantendrán en porcentajes bajos para favorecer la reactivación de los préstamos hipotecarios.

El euríbor alcanzó cifras de vértigo, se posicionó en un 5% en el año 2008. Sin embargo, en años posteriores comenzó a caer. Precisamente, en esos años de especial dificultad económica los bancos subieron los diferenciales de la hipoteca. Actualmente estos diferenciales se encuentran alrededor del 1,8%. Sin embargo, uno de los bancos de referencia en España ha reducido dicha cifra hasta el 1,7% recientemente. Todo parece indicar que la tendencia del porcentaje que marcan estas variables siga cayendo en el futuro.

La dificultad de encontrar clientes solventes para cerrar un préstamo hipotecario reside en los requisitos exigidos por las entidades bancarias, que se han vuelto más severos tras el estallido de la burbuja inmobiliaria. Estos requisitos reducen, notablemente, el nicho de mercado de las entidades bancarias, factor por el que  no incrementarán los diferenciales. En Torrent Finques consideramos que esas cifras podrían llegar a caer hasta el 1,5%. Evidentemente, este descenso no será eterno, pero las previsiones en un futuro a medio plazo es que esas cifras sigan cayendo.

En cualquier caso, las agencias inmobiliarias en Barcelona queremos hacer hincapié en el hecho de que una hipoteca suele marcar una relación dineraria entre el beneficiario y la entidad bancaria una media de 25-30 años. Por ello, aunque la tendencia actual sea positiva, es imposible predecir el futuro económico a tan largo plazo.

Dejar un comentario