El precio de la vivienda alcanza niveles del 2002

inmobiliaria Barcelona capital

En el último año el precio de la vivienda nueva descendió un 5%, alcanzando el precio medio de estos inmuebles las cifras en las que se movía el mercado en el año 2002. Es decir, hoy en día, comprarse una vivienda de nueva creación cuesta lo mismo que hace doce años. Desde el estallido de la burbuja inmobiliaria, cuando se alcanzó el precio máximo de la vivienda hasta nuestros días, las cifras de estas edificaciones se han reducido en un 40%. El cuanto al primer semestre de este año 2014, la caída del precio rozó el 2% según señala un informe de la sociedad de tasación. Desde nuestra experiencia como inmobiliaria en Barcelona capital nos gustaría destacar que de dicho informe se desprende que el precio medio del m2 en las capitales de provincia alcanza un valor de 2002 euros.

Es cierto que el descenso en el precio de la vivienda nueva ha sido menos acusado que en los dos semestres del pasado año. Sin embargo, conviene tener en cuenta que el precio de estos inmuebles ha experimentado dieciocho meses de descenso, de forma consecutiva. Desde Torrent Finques destacamos que la rebaja más importante en el precio de la vivienda ha tenido lugar en: La Rioja, Aragón, Extremadura y Asturias. La Comunidad foral de Navarra es el territorio nacional donde el descenso del precio ha sido más suave, tan sólo de un 0,9%.

En lo que va de año, la ciudad de San Sebastián ha vuelto a superar a Madrid y Barcelona en lo que a precio medio por metro cuadrado se refiere. La ciudad vasca es la zona más cara para adquirir una vivienda nueva de todo el territorio español, tendencia que se mantiene desde el año 2012. En contrapartida la ciudad más barata en España para comprar una vivienda nueva es Cáceres, donde el precio medio del metro cuadrado supone 1120 euros.

Desde nuestro servicio inmobiliario en Barcelona capital nos parece que uno de los datos más relevantes del informe de la sociedad de tasación es que se muestra optimista de cara al futuro. Señalando que el interés por el mercado inmobiliario en España se mantiene activo, aunque las dificultades para encontrar financiación frenan, notablemente, las ventas.

Dejar un comentario