¿Qué es el seguro de impago?

agencias inmobiliarias Barcelona para alquiler

Solicitar un aval bancario para arrendar un piso es una tendencia al alza. De hecho, uno de cada cuatro nuevos contratos de alquiler de viviendas incluye este seguro de impago. Se trata de una tendencia que se está consolidando con el objetivo de garantizar el pago de los inquilinos, constituyendo la forma más sencilla de ejecutar un aval. Las agencias inmobiliarias de Barcelona para el alquiler de viviendas nos hacemos eco de los datos que se establecen desde el Observatorio Español del Seguro del Alquiler (OESA) señalando que en el año 2017 en 50% de los contratos de arrendamiento contarán con este seguro de impago.

Los seguros convencionales en el alquiler de viviendas son asumidos por los propietarios del inmueble, sin embargo, las garantías bancarias deben ser asumidas por los inquilinos, razón por la cual la demanda de alquiler se ha visto notablemente ampliada. Los seguros relacionados con el arrendamiento de inmuebles se triplicaron en 2013, ante el incremento en los impagos de las mensualidades. El pasado año el porcentaje de este tipo de pólizas aumento ligeramente. La previsión es que la incidencia de estos seguros siga incrementándose durante este año.

El principal beneficio de los seguros de impago es que ayudan a seleccionar a un inquilino solvente, de forma previa a la realización del contrato de arrendamiento se realizará un estudio de viabilidad del candidato. Como norma general, cubren hasta 12 mensualidades impagadas. Además, muchas de estas pólizas establecen asesoramiento legal para los arrendatarios, ante posibles conflictos con el inquilino por el impago de las mensualidades, defensa jurídica y cobertura por actos vandálicos.

Desde Torrent Finques queremos profundizar sobre el modo de gestionar el seguro de impago en caso de que los inquilinos de una vivienda en régimen de alquiler dejen de abonar las cuotas. En primer lugar, será necesario notificar el impago de la mensualidad en el mismo momento en el que se produce. Este paso es fundamental para que la compañía aseguradora comience las gestiones oportunas para conseguir el pago de las cuotas debidas. En caso de que la situación no pueda solventarse por la vía amistosa se procederá a presentar una demanda de desahucio.

Como una de las agencias inmobiliarias de Barcelona para el alquiler recomendamos la contratación del seguro de impagos, ya que la mayoría de los arrendatarios con este servicio se muestran satisfechos y renuevan sus pólizas. Entre los beneficios de este tipo de seguros los arrendatarios destacan: el informe de solvencia del inquilino, el bajo coste que suponen, la rapidez de respuesta y las coberturas que ofertan.

Dejar un comentario